Café temprano

Café temprano

A los trabajadores españoles, a los desempleados y a las personas mayores les encanta ir a tomar un café (y un chupito) a primera hora de la mañana. Ya sea para ver las noticias de televisión, ponerse al día con los chismes locales o desayunar temprano, hay algo para todos.

Nuestro colaborador Paul Whitelock, quien es un participante habitual en este ritual, echa un vistazo a esta costumbre tan española.

Empecé a ir a tomar un café temprano por la mañana cuando adopté a Berti, lamentablemente ya no está con nosotros, y solía llevarlo a dar su primer paseo del día, terminando en el Hotel Don Benito en Fuente de la Higuera. Una taza de Campanini siempre daba en el blanco. Y conocer y charlar con los otros madrugadores también fue divertido.

Luego, cuando me mudé a Montejaque para trabajar en mi casa, Casa Real, me acostumbré a ir por un café al Bar Perujo, el único lugar que abría a las 7.00 horas.

Andrés, también fallecido (de Covid-19), sirvió un delicioso café, también Campanini, con gracia y gentileza. Su hijo, también llamado Andrés, a veces hacía los honores e igualmente bien. Este era el momento de averiguar qué estaba pasando en el pueblo.

Cuando Andrés murió, el bar cerró, para no volver a abrir. Ahora es un apartamento. Desafortunadamente.

En este punto, Álvaro, del Hotel Palacete de Mañara, asumió el papel de proveedor de café de madrugada. Vinieron las mismas personas, se consumieron las mismas bebidas y el mismo tipo de chismes pasaron de unos a otros.

Luego, en agosto, Álvaro dejó de abrir a las 7:00 horas porque los huéspedes del hotel se quejaban del ruido de debajo de sus habitaciones tan temprano por la mañana.

¡Desastre para los adictos a la cafeína! ¿Qué hacer?

Bar El Encuentro, Benaoján

Bueno, súbete al coche y baja a Benaoján, el pueblo más cercano.

Aquí se puede elegir entre dos excelentes bares matutinos, El Encuentro y La Palma. La Palma, con el barman Fran, abre a las 7:00 horas, pero El Encuentro abre sus puertas incluso antes, a las 6:00 horas. Inma está a cargo aquí. Ideal para insomnes como yo.

Ambos bares ofrecen un delicioso café (¡Campanini otra vez!) a 1 €, chupitos a 1 €, noticias de televisión y mucha bonhomie.

¡Viva el café madrugador!

Bar La Palma, Benaoján

Nota del editor: Para leer un artículo interesante sobre el café, titulado HAS BEAN: Día Internacional del Café, haga clic aquí.

 

Paul Whitelock

Sobre Paul Whitelock

Paul Whitelock es un ex profesor de idiomas, inspector escolar y traductor jubilado, que emigró a la Serranía de Ronda en 2008, donde vive con su segunda esposa, Rita. Pasa su tiempo entre Montejaque y Ronda haciendo bricolaje y jardinería. También le gusta escribir.